Cálculo mental

Cifras y letras

El sábado pasado tuve el placer de colaborar en los talleres de matemáticas para niños de altas capacidades que organiza la asociación Avast en la ciudad de Valencia. Casi 40 niños y niñas de los cursos 5º y 6º de educación primaria y los primeros cursos de secundaria asistieron a las clases que tuvieron lugar en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Valencia en colaboración con el Departamento de Didáctica de las Matemáticas de la Universidad de Valencia.

Una de las actividades que propusimos y que tuvo mucho éxito fue el juego de “Cifras y letras”. Síii, el famoso programa de televisión y que hoy en día se emite en algunas cadenas autonómicas aunque aquí en Valencia no :-(.

En realidad sólo jugamos a la parte de “cifras”. Yo lo he usado muchas veces en mis clases con alumnos de secundaria y siempre les ha gustado mucho.

Explicaré el juego para aquellos que nunca hayan visto el programa o no lo recuerden.

Cifras y Letras es un juego de preguntas y respuestas que como su nombre indica tiene dos tipos de pruebas: una de cifras y otra de letras. Sólo hablaré de la de Cifras.

El objetivo es obtener, en 45 segundos, un número entero natural (del 101 al 999) con las operaciones aritméticas elementales (+,−,×,÷) con seis números (del 1 al 10, 25, 50, 75 y 100). No es obligatorio usar todos los números, pero no se puede repetir ninguno. Gana la prueba el jugador que dé con el número exacto. Si ninguno lo consigue, gana el que se aproxime más.

En casa tenemos el juego desde hace ufff, más de 20 años y por eso el pasado sábado pudimos jugar con el juego original. 

cifras-y-letras

Para empezar, puse todas las tarjetas de los números boca abajo pero separadas las unidades del resto. Nosotros jugamos con 5 números. Por turnos, cada niño me indicaba si cogía un número pequeño o grande. Ellos iban diciendo: pequeño, pequeño, grande, pequeño, grande y yo iba tomando las tarjetas sin mirarlas. Luego les daba la vuelta y escribía los números en la pizarra: 2 – 5 – 100 – 8 – 25.

Ahora era el turno de generar el número-objetivo. El juego incluye un sencillo (y primitivo) generador de números (¡a los niños les encantó y todos quisieron darle a las ruedecitas por lo menos una vez!). Supongamos que sale el 227. Lo escribía también en la pizarra y comenzaba el tiempo. Cada pareja tenía papel y bolígrafo para realizar todas las operaciones necesarias y el primero que conseguía el número gritaba algo así como “lo tengo”. Jajaja, pasó de todo: lo tengo y no lo tenían, lo tengo tres a la vez, etc.

En el taller los niños se juntaron por parejas y el primer grupo que conseguía el número exacto recibía un punto. Si no lograban el número exacto, la mejor aproximación por defecto era la ganadora y en caso de empate cada una de las parejas que había conseguido la mejor aproximación obtenía un punto. Nosotros dimos de tiempo 2 minutos a los niños de 5º y 1 minuto y medio a los de 6º.

Si una pareja efectivamente había logrado llegar al resultado, me iban dictando las operaciones y yo las escribía en la pizarra. De esta manera el resto de compañeros podían ver si se habían equivocado o cómo lo habían hecho. Después, si otros niños habían llegado al mismo número de otra manera también se compartía o si alguno de los monitores del taller lo habíamos podido hacer de otra forma también lo compartíamos. Eso dio pie a que pudiera mostrarles estrategias de cálculo que desconocían y les gustó bastante.

Si lo quieres confeccionar en casa, es muy sencillo sólo tienes que imprimir dos tarjetas por cada una de las unidades (1, 1, 2, 2, 3, 3, etc.), dos tarjetas del 10 y una tarjeta por cada uno de los siguientes números: 25, 50, 75 y 100. El número se puede generar haciendo tarjetas de centenas, decenas y unidades. Las pones boca abajo y eliges una de cada y construyes un número de tres cifras con ellas. Si lo haces así, no te olvides de poner el 0 en las tarjetas de unidades. Puedes descargar la plantilla que he hecho.

En la siguiente presentación, puedes ver un ejemplo del juego:

Visto en este blog.

Como es habitual, las normas de un juego se pueden y se deben adecuar a la dinámica de la clase, a la madurez de los niños o a la experiencia que tengan. En este colegio tenían las siguientes normas:

  • - Mediante operaciones con los números , sin repetirlos, deben de conseguir el número propuesto o acercarse lo máximo posible a él.
  • - Si logran el número exacto, conseguirán 8 puntos
  • - Si se quedan a un número, conseguirán 6 puntos, a dos 5, a tres 4 y así sucesivamente teniendo 0 puntos si se quedan a una diferencia mayor de 6 del número a conseguir.

Observación:

Con niños más pequeños se puede trabajar sólo con unidades e intentando conseguir un número de dos cifras. 

¿Qué te ha parecido?

¿Has jugado en casa o en clase alguna vez? 

 

cursos online

 

util

Puzle con los 100 primeros números

Un tablero numérico con los 100 primeros números tanto en formato grande para colgar en la pared como más pequeño para trabajar en una mesa es de los materiales imprescindibles que deberíamos tener durante la educación primaria (de 6 a 12 años). Existen muchos modelos en el mercado (puedes verlos aquí, aquí y aquí) aunque, como [...]

Cómo multiplicar con regletas

SONY DSC

La semana pasada mostraba cómo multiplicar con piezas de Lego y hoy voy a hacerlo con regletas. En realidad, yo siempre he hecho la multiplicación con regletas salvo cuando no las he tenido a mano y entonces (si había) echaba mano de un juego de construcción tipo Lego. Cuando sumamos con regletas el modelo que se usa [...]

Máquina de sumar

¿Quién no quiere tener un máquina de sumar en su casa o en su clase? Hoy os traigo una excelente propuesta para trabajar la suma. Siempre que digo que hay un grupo de materiales manipulativos para trabajar matemáticas que son sumamente interesantes ya que ayudan a los niños y las niñas a construir un concepto [...]

¡¡¡Ganador/a del Sorteo SuperTmatik!!!

Después de una semana, ayer a las 12 de la noche acabó el plazo para participar en el sorteo de un juego de cartas para trabajar el cálculo, SuperTmatik. ¡Muchísimas gracias por vuestra participación! ¡Gracias por vuestros 80 comentarios!  El ganador ha sido el comentario número 10:     Que corresponde a:   ¡¡¡Felicidades Olalla!!! Has ganado [...]

Cantidades y números de forma manipulativa

numeros y mariposas4

En Aprendiendo Matemáticas es un clásico las propuestas para trabajar cantidades y números, siempre de una forma manipulativa para que los niños aprendan haciendo y jugando. La entrada de hoy es una colaboración de la maestra Cristina del Valle que ha participado en el curso online que he impartido en el CEFIRE de Xàtiva. Ha sido [...]

¡Sorteo SuperTmatik!

Hace algunos días recibimos un artículo nuevo para nuestra tienda. Se trata de un juego de cartas para practicar el cálculo: SuperTmatik. ¡Os va a encantar!   SuperTmatik es un juego de cálculo educativo y evolutivo con el objetivo de motivar a los niños a aprender disfrutando de las matemáticas, como siempre ha sido nuestra [...]

Más pinzas y números

pinzas y números

El mes pasado publicamos dos artículos (uno para pequeños y otro para más mayorcitos) donde se proponían actividades con pinzas para trabajar el sentido numérico. Y es que las pinzas es uno de esos materiales que siempre tenemos por casa y que es facilísimo de adquirir y además los niños adoran las pinzas. Así que [...]

La recta numérica con pinzas

recta numérica con pinzas

Si hace dos días os mostrábamos una actividad con pinzas para los más pequeños, hoy continuamos con las pinzas pero en esta ocasión para consolidar el conocimiento de la recta numérica hasta el número 30. La recta numérica es uno de los elementos clave para desarrollar el sentido numérico. Hoy la veremos en una disposición [...]

3 claves para aprender las tablas de multiplicar

penkamino4

El aprendizaje de las tablas de multiplicar tradicionalmente es un hito académico. Parece que hay un antes y un después. Si un niño o una niña conocen las tablas de multiplicar respiramos tranquilos pero ¡ay si no se las sabe! tenemos un problema. Me gustaría profundizar sobre esto último pero lo dejaré para otra ocasión. [...]