Mi primer frutal, el primer juego de mesa

Mucho juegos son hermanos pequeños de otros, como es el caso de “Mi primer frutal“, el hermano pequeño de “El frutal” (que en este post te conté con detalle lo fantástico que es).

A pesar de que a mi me gusta mucho que mis niños jueguen al aire libre, debo reconocer que los ratos en los que estamos en casa jugando a juegos de mesa son geniales. Simplemente les encanta descubrir juegos nuevos o jugar 100 veces a uno que ya tenemos.

De juegos de mesa hay muchos y cada uno tiene que escoger el adecuado a la edad de sus niños. Hoy te quiero presentar “Mi primer frutal”, que es ideal como primer juego de mesa. En él se combina la motricidad, el reconocimiento de colores y de formas y los primeros números, con unas reglas sencillas que harán disfrutar a los más pequeños.

mi primer frutal

El juego está pensado para niños de 2 a 5 o 6 años y es ideal que empiecen con un juego de estas características, pensado para sus pequeñas manos y para entender las primeras reglas de juego.

El juego dura unos 10 minutos, ideal para la paciencia de los más pequeños.

Contenido del juego

  • un dado
  • piezas para formar un camino
  • un cesto
  • frutas de madera (4 peras, 4 manzanas verdes, 4 manzanas rojas, 4 ciruelas)
  • la figura de un cuervo

juego primer frutal

Cómo jugar a “Mi primer frutal”

Para empezar lo primero que tienes que hacer es colocar las piezas formando un camino. Al principio debes poner el cuervo y en otra parte de la mesa los árboles con sus frutas.

Te recomiendo que se lo dejes montar a los niños. Con ello ya empezarán a trabajar la motricidad y la lógica.

Si te fijas bien cada árbol tiene debajo de él una pequeña figura de diferentes colores (una seta, un cubo, una cesta y una regadora). A lo largo de los años me he dado cuenta que aunque no les digas nada, muchos niños asocian a cada árbol la fruta que tiene el mismo color que el objeto.

Una vez colocados todos los elementos ya pueden empezar.

En el juego no se trata de ganas en solitario, sino que es un juego cooperativo. Todos los jugadores tienen que intentar ganar al cuervo y que este no se les coma toda la fruta.

Ahora ya pueden empezar la partida.

El primer jugador tira el dado y realiza una acción dependiendo de lo que le haya salido:

  • amarillo –> debe poner una pera en la cesta común de la fruta
  • verde –> debe poner una manzana verde en la cesta
  • rojo –> debe poner una manzana roja en la cesta
  • azul –> debe poner una ciruela en la cesta
  • cesta –> debe escoger la fruta que quiera y ponerla en la cesta
  • cuervo –> adelanta el cuervo una casilla en el camino

Y así van tirando un jugador detrás del otro, hasta que no queda ninguna fruta en los árboles (y han ganado) o el cuervo ha llegado al campo de frutales (el cuervo ha ganado la partida).

juego cooperativo

En cada tirada los jugadores se pueden ayudar entre ellos, como en el caso de que alguien tire una cesta, en que todos juntos podrán decidir qué fruta deben recoger.

Beneficios del juego

A pesar de ser un juego sencillo, se trabajan muchos aspectos:

  • reconocimiento de los primeros colores y su nombre.
  • saber distinguir las diferentes figuras y conoces también su nombre.
  • desarrollo de la motricidad fina.
  • entender reglas sencillas de juego.
  • aprender a tener paciencia hasta haber terminado la partida.
  • desarrollar el sentimiento de equipo y experimentarlo.
  • conteo: pueden contar cuántas casillas faltan para que el cuervo llegue al final del camino, cuántas frutas de cada tipo les falta recoger o cuántas frutas hay dentro de la cesta.

Algunas ideas más

  • Te propongo que antes de empezar el juego les cuentes una historia, para que entiendan porqué ganará el cuervo si llega al final del camino. Les puedes contar que a los cuervos les gusta mucho la fruta y que cuando ven un árbol frutal se comen la fruta que allí encuentran. Entonces si ellos no quieren que les pase esto, tienen que recoger toda la fruta antes de que el cuervo llegue al campo donde hay la fruta.
  • Las piezas de las frutas están realizadas con madera, son muy agradables al tacto y de un tamaño ideal para manos pequeñas. Las puedes utilizar para jugar a cocinitas.
  • También pueden utilizar las frutas para hacer seriaciones que tu les propongas.
  • Pueden jugar libremente con  las frutas (y las otras piezas) y hacer series o composiciones.
  • También las puedes utilizar como material manipulativo en otras actividades.

primer frutal haba

¿Qué te ha parecido el juego? ¿Conocías antes Mi primer frutal? ¿Juegas a juegos de mesa con niños tan pequeños?
¡Te leo en los comentarios!

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone
No hay comentarios

Envía un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies