salir fuera del aula

10 razones para salir fuera del aula

¿Razones para salir fuera del aula?

Cuando un curso comienza, se reduce el tiempo y el espacio de los niños y los adolescentes. Parece ser que en algún lugar estuviera escrito que el ser humano aprende encerrado entre cuatro paredes, que solamente si aislamos del mundo a los estudiantes ya sea en el aula o en casa, van a poder concentrarse en lo que realmente importa: los contenidos.

¿No es un poco extraño?

Pienso que los adultos queremos proporcionan herramientas tanto emocionales como cognitivas para estar e influir en el mundo y qué mejor manera que hacerlo a partir de su interacción con él.

Por otro lado, y como bien apunta Jose M. Sánchez Galán  en Actualidad pedagógica, de tanto evitar el contacto con la naturaleza y de desconectarnos con los ritmos naturales nos hemos acostumbrado a una dinámica veloz en la que cada vez estamos más sobreestimulados. Creo que las familias y los centros educativos debemos hacer un esfuerzo por no desconectarnos de la naturaleza, por mostrar la lentitud de las transformaciones que allí suceden: los cambios cromáticos del cielo, las nubes que se mueven, los olores del campo, el silencio de la noche, el esfuerzo de subir una montaña o la suave emoción de las olas que van y vienen.

Basado en una propuesta de Tamra Willis en C&NN Natural Teaches Network os enumero las siguientes razones (en el original, en inglés, tenéis enlaces a investigaciones y estudios que apoyan cada una de las razones).

Las explicaciones son mías :-):

1. La naturaleza está en todas partes

Todas las escuelas (y todas las casas) tienen un espacio o se puede encontrar un espacio cercano donde poder llevar a los niños para realizar algún tipo de trabajo o simplemente jugar. Si tu escuela sólo cuenta con un patio asfaltado con poca o ninguna naturaleza, siempre puedes encontrar un parque cercano o mejor aún ir a la montaña o a la playa o un bosque cercanos.

educación naturaleza

2. Un terreno o la naturaleza cercana proporcionan un ámbito educativo sin prácticamente ningún coste 

Un huerto en el colegio o en el balcón de casa da lugar a aprendizajes de todo tipo: ciencias, matemáticas, habilidades de comunicación oral o escrita pasando por propuestas artísticas. No es lo mismo tener que aprender las fórmulas del área que necesitarlas (o mejor aún deducirlas porque las necesitamos). Si queremos que los estudiantes desarrollen sus destrezas comunicativas necesitan comunicar algo. ¿Qué tal si explican a sus compañeros el proyecto que tiene su grupo para el huerto? ¿O si realizan un diario donde se refleje el día a día

3. La naturaleza mejora el rendimiento académico

Numerosos estudios muestran que los estudiantes aprenden más cuando participan en lecciones basadas en la investigación en ambientes naturales. La libertad de movimientos corporales, la incorporación de todos los sentidos al proceso de aprendizaje y la diversidad que ofrece un entorno natural son sin duda factores que suman.

4. El aprendizaje al aire libre promueve la comunicación

¡Estamos en el mundo real! Los estudiantes necesitan comunicarse con los demás para realizar actividades, para organizarse y para tomar decisiones. Al no estar cada uno delante de su libro de texto ni de su cuaderno, sentado perfectamente en su silla, con los brazos apoyados en la mesa, las vías de comunicación quedan abiertas.

5. Las actividades basadas en la naturaleza mejoran el comportamiento de los estudiantes

“Si se siente bien no se portal mal” Rebeca Wild. Esta frase de Wild nos da mucho que pensar pero creo que todos hemos comprobado que cuando un niño está se encuentra en un espacio físico donde se le permite moverse su comportamiento “mejora”.

6. Los estudiantes se motivan a aprender cuando el contenido está conectado con la naturaleza

Cuando el aprendizaje tiene lugar en su propio entorno, los estudiantes quieren saber más, leer e investigar para entener lo que están observando. En mi experiencia familiar, he podido comprobar que cuando mis hijos tenían experiencias fuera de casa luego se interesaban por temas que antes no les llamaban la atención.

7. Los estudiantes mejoran las habilidades de cooperación cuando están tiempo fuera

¿Hacemos una cabaña? ¿Me ayudas a cavar para plantar esta semilla? ¿Vienes a ver qué hay ahí? ¿Cómo llega el agua hasta ese terreno?

salir fuera del aula

8. La naturaleza ayuda a los estudiantes a concentrarse, incluyendo los estudiantes con algún deficit de atención

Al salir fuera del aula, los estudiantes están más interesados en aprender porque la naturaleza es real y relevante para ellos.

9. Los estudiantes están más sanos y felices cuando ellos pasan tiempo al aire libre

Creo que es obvio: los niños que pasan más tiempo al aire libre, se mueven más, descansan la vista (no hay pantallas, ni letras, ni números todo el tiempo), no comen chuches (al menos cuando están en ese entorno) y todos conocemos los beneficios que el movimiento tiene sobre nuestro estado de ánimo.

 

 

salir fuera del aula

 

10.  Los terrenos del colegio y cerca de la naturaleza ofrecen un maravilloso escenario para la integración curricular

Los docentes pueden conectar e integran contenidos de todas las materias con temas o cuestiones del mundo natural. Es necesaria otra mirada de los contenidos escolares y de la función de la escuela.

También los padres tenemos que confiar en todas las posibilidades de conocimiento que proporciona la naturaleza.

 

¡Espero que os hayan gustado!

¿Qué opináis de salir fuera del aula más a menudo? ¿Hacéis actividades que no sean en el aula?
¡Te leo en los comentarios!

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone
6 Comentarios
  • Maria
    Posted at 00:42h, 05 Septiembre Responder

    Muy acertadas las recomendaciones. Felicitaciones.

    • Malena
      Posted at 09:31h, 05 Septiembre Responder

      Gracias por tus palabras María.
      Un abrazo

      • Mercedes Escobar Vásquez
        Posted at 17:35h, 13 Enero Responder

        Cómo podría hacer para conseguir tu libro, ya que me parece interesante, debido a un proyecto que estamos realizando en mi institución educativa.

        • Malena
          Posted at 13:39h, 18 Enero Responder

          Uy, Mercedes, de momento no tengo libro aunque todo se andará 🙂

  • LAURA
    Posted at 23:38h, 28 Septiembre Responder

    ¡Vaya, por fin! Va a ser la primera vez que escribo. Estaba perdida.
    Me ha encantado. Estoy completamente deacuerdo y lo he vivenciado así con mis alumnos y alumnas, pero por suerte porque era maestra de Educación física, pero ¡es tan difícil hacerlo entender! No se trata de salir de vez en cuando, sino de contar con el exterior como espacion de aprendizaje. Tenemos mucho que cambiar y que confiar.

  • Maria Luisa
    Posted at 16:32h, 19 Junio Responder

    Deberia ser primordial, y es imprescindible ese contacto con la naturaleza ademas en muchas escuelas es posible con parques publicos solo que a imagino qud a muchos maestros les tocaria realizar un esfuerzo importante para adaptar sus clases al exterior,deben de cambiar muchas cosas en las escuelas de hoy en dia.

Envía un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies