Cuento matemático Siete ratones ciegos (2ªparte)

De la mano de nuestra colaboradora Marta Ruiz, llega la segunda parte de la reseña del cuento Siete ratones ciegos (ver aquí la primera parte).  Hoy Marta nos sugerirá propuestas a partir de este bello cuento para hacer con nuestros niños.


Siete-ratones-ciegos-portada

Título original: Siete ratones ciegos

Autor/ilustrador: Ed Young

Editorial: Ediciones Ekaré (2009)

Edad recomendada: especialmente de 3 a 6 años, aunque también se puede trabajar con niños de 6 a 9 años.

Contenido matemático: Números cardinales y la resolución de problemas.

Dónde adquirirlo: en la Tienda de Aprendiendo Matemáticas.


 

Algunas propuestas para trabajar con este cuento ilustrado

Siete ratones ciegos es un gran libro para iniciar con los niños más pequeños un debate sobre la importancia de los cinco sentidos en nuestro día a día.

En torno a este tema podemos realizar un sinfín de actividades para descubrir cómo usamos nuestros sentidos y qué informaciones nos aportan. Algunas posibles actividades serían diferentes versiones de juegos “a ciegas”: acertar qué instrumento suena, qué estamos degustando, qué estamos oliendo o tocando. Sin lugar a dudas estas actividades contribuyen a emplear y ampliar nuestro vocabulario si animamos a los participantes a describir las cualidades de los objetos a adivinar.

De todas las versiones de juegos a ciegas, resulta especialmente apropiado para el trabajo con este cuento jugar a adivinar colectivamente (por ejemplo, 7 niños de clase que llevarán los ojos vendados) la identidad de uno de sus compañeros. Como en el cuento, los seis primeros tocarán tan sólo una parte del cuerpo de la “persona enigma” e intentarán ponerse de acuerdo sobre su identidad. En caso que no haya consenso, el séptimo niño del grupo (el ratón Blanco) recorrerá táctilmente (de arriba abajo y por delante y por detrás) a la “persona enigma” y, teniendo en cuenta las aportaciones precedentes, determinará la solución correcta.

siete ratones ciegos 4

http://trulyinspiredmom.com/seven-blind-mice/

Este álbum ilustrado nos permitirá abordar con niños más mayores (de entre 6 a 9 años) un interesante conjunto de valores transversales.

El más evidente es el que con humor nos expone la “moraleja ratoneja”: la importancia de contemplar las cosas con una mirada creativa, desde la globalidad e incorporando las perspectivas de los demás. Siete ratones ciegos nos muestra cómo abordar la realidad sin salir de nuestro prisma particular es una forma de ceguera. En el álbum, cada ratón ve las cosas según el color que le identifica. Podemos deducir pues que el ratón no ve sino que transforma o interpreta la porción de realidad palpada desde su punto de vista. La historia nos invita a dialogar con los niños sobre la estrategia del ratón Blanco. No sólo se atreve a tener una percepción más amplia del “Algo Muy Raro” sino que, además, integra todas las informaciones del resto de sus compañeros.

Otros temas presentes serían la importancia de la curiosidad para descubrir lo nuevo o del trabajo en equipo para encontrar soluciones más completas.

Un posible ejercicio para vivenciar estos valores comentados consistiría en crear una imagen completa a partir de un pequeño fragmento de la misma. Para ello podríamos recortar en pequeños trozos una fotografía bastante grande y entregar un fragmento a cada niño. Una pieza de puzle también serviría. En primer lugar, propondríamos un trabajo individual de intentar imaginar cuál es la imagen completa. Más adelante, los animaríamos a discutir en pequeños grupos de 3 o 4 niños. En la puesta común final, más allá de construir la imagen completa, nos interesará que los niños compartan cómo se han sentido, si entendían o compartían el punto de vista de sus compañeros, si el trabajo grupal les ha resultado provechoso, cómo se han organizado y comunicado entre ellos, etc., etc.

Nosotras en casa hemos realizado un ejercicio parecido. Le hemos llamado: “Una parte del todo”.  En lugar de recortar una imagen en fragmentos, hemos cubierto una imagen completa (la portada de un libro) con pequeñas piezas. El juego consiste en adivinar qué libro se esconde a partir de destapar sólo uno o dos fragmentos. Esta versión no facilita tanto el trabajo en grupo ni la inclusión de perspectivas diferentes. Pero a los más pequeños les permite comprobar cómo, generalmente, la visión de una pequeña parte no nos da una idea acertada de la globalidad.

siete-ratones-ciegos-5

Otra mirada que a los adultos no nos habrá pasado por alto al leer Siete ratones ciegos es la notable carga simbólica de esta obra. Algunos de los niños más mayores pueden estar interesados en conocer algunos de estos símbolos coincidentes en muchas culturas del mundo y no provenientes de manera exclusiva de la cultura oriental. Así, el fondo negro simboliza la oscuridad, la ceguera. El ratón Blanco simboliza la visión, la luz, la clarividencia. El número siete posee un cierto protagonismo en esta historia: los siete días de la semana, los siete ratones, los siete colores…Podemos invitar a los niños a pensar en otros sietes famosos en nuestra cultura u otras que conozcan: las 7 notas musicales, los siete enanitos, las 7 vidas de un gato…Para trabajar parte de estos aspectos, os proponemos una actividad plástica y del campo de la óptica, “el disco de Newton”. Este disco es un dispositivo que permite demostrar que la luz blanca está formada por los siete colores del arco iris, y que el color negro es la ausencia de todos los colores. Encontraréis tutoriales e información detallada al respecto en internet. A continuación os ofrecemos algunos enlaces:

El contenido matemático más evidente que podemos trabajar a partir de la lectura de Siete ratones ciegos son los números ordinales.

Como en nuestra última entrada del cuento “Ser quinto” ya sugerimos algunas actividades que podéis consultar; os ofrecemos, en esta ocasión una ampliación o reflexión sobre el juego de secuencias que está directamente relacionada con la “moraleja ratoneja”. Si sólo vemos una parte de la secuencia, no podemos entender realmente la historia. Me siento obligada a compartir las reflexiones de mis niñas cuando les introduje esta idea con las cartas de las secuencias. “Mamá, eso es lo que nos haces tú muchas veces cuando nos riñes sin saber qué es lo que realmente ha pasado, sin conocer la historia completa”. En fin… una tiene que aceptar que me queda mucho por aprender, afortunadamente los niños son buenos maestros de los adultos. ; ))

En la línea de los juegos “a ciegas”, os proponemos jugar a “los sólidos geométricos a ciegas”. En el siguiente video podréis ver cómo jugamos. Básicamente consiste en intentar adivinar qué sólido geométrico palpó nuestro compañero a través de la descripción que del mismo nos facilite. Una vez adivinado, intentamos dibujarlo. Con este juego y en función de las edades de los jugadores practicaremos un montón de lenguaje geométrico (vértices, puntas, base, caras, esferas, etc., etc.). Los adultos podemos sugerir vocabulario pero es importante que tengamos presente la edad de los niños para no agobiarlos y que no se diluya la diversión.

 

activitat ed young 2

activitat young 3

 

Para saber más

  1. Siete ratones ciegos  narrado con ratones hechos con papiroflexia y cómo construirlos.
  1. Cuento Siete Ratones Ciegos en teatro de sombras chinas. Colegio Santiago Ramón Y Cajal (Fuenlabrada). Año 2012.
  1. Cuento en inglés Seven Blind Mice

Artículo escrito por:

Marta Ruiz es mamá de dos niñas y desde su preciosa masía tarragonina combina su pasión por la ilustración, las matemáticas y la educación de sus hijas.

¡Si te gusta comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone
No hay comentarios

Envía un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR